Cómo saber la talla del pañal que necesita tu peque

Cómo saber la talla del pañal que necesita tu peque

Cada bebé es un mundo, pero algo que tienen todos en común es que crecen mucho más rápido de lo que nos gustaría. Si eres progenitor primerizo estarás lleno de dudas, y es que no hay nada que nos prepare para la crianza de un bebé. Aun con todo, si eres un padre experimentado y ya cuentas con algunos retoños a tus espaldas, sabrás igualmente que cada niño es distinto, y que lo que te valió con uno no necesariamente te tiene que valer con otro. Este es el caso de un aspecto tan importante, especialmente durante los primeros meses, de la talla de pañal.

La talla del pañal va variando conforme el niño va creciendo, además es algo que utilizan durante varios años por lo que es inevitable que haya que ir cambiando para adaptarlos a ellos. Dar con la talla adecuada en cada etapa de su crecimiento es esencial para que el niño esté cómodo, por lo que en este artículo te mostramos una breve guía que te servirá para saber cuál es la talla de pañal que tu peque necesita, tanto en función de su peso, tamaño y edad.

Tallas de pañal en función del peso del bebé

La talla de pañal va muy ligada al peso del niño, por lo que todas las marcas de pañales cuentan con una tabla específica para que conozcas cuál es la talla que necesitas en función de cuánto pesa tu bebé. Esta es la guía más práctica y genérica que encontrarás para facilitar tus compras:

  • Talla 0. Esta talla es la más pequeña y está orientada para recién nacidos que pesen entre 1,5kg y 2,5kg. 
  • Talla 1. Para bebés que pesen entre 2kg y 5kg.
  • Talla 2. Para bebés que pesen entre 4kg y 8kg.
  • Talla 3. Para bebés entre los 6kg y los 10kg.
  • Talla 4. Bebés de entre 9kg y 15kg.
  • Talla 5. Bebés que se encuentren entre 11kg y 17kg.
  • Talla 6. Todos aquellos que superen los 13kg.

Aunque haya tallas orientadas a recién nacidos, en lo que debes fijarte es en el peso de tu bebé. Además de estas tallas también existen unas complementarias, las tallas 3+, 4+, 5+ y 6+, que abarcan el mismo peso, pero cuentan con una absorción mucho mayor, lo que implica que un pañal de esa talla cuentan con más material absorbente, pero está adaptado al peso de tu bebé.

Cuándo cambiar la talla de pañal

Aunque pesemos al peque a menudo, puede que los pañales que lleve le vengan bien, o puede que por su tamaño o la forma de su cuerpo necesite cambiar de talla antes de alcanzar el peso.  Hemos hablado con los especialistas en bebés de www.entretartasypanales.com, quienes nos han explicado que una de las principales señales que te indican que es necesario realizar este cambio es cuando el pañal se queda lo bastante ajustado en la cintura en los muslos como para dejar una marca. Además, si te das cuenta de que hay bastantes fugas, es probable que sea porque el tamaño del pañal no es el adecuado, por lo que si percibes esta señal es también recomendable que comiences a mirar tallas alternativas, ya que las fugas suelen darse cuando el pañal es demasiado grande para él.

Asimismo, vigila la piel de tu pequeño, porque un pañal pequeño no es capaz de mantener la humedad lo bastante alejada del cuerpo del bebé, por lo que es probable que se le irrite la piel de algunas zonas, especialmente durante las noches.

Qué tener en cuenta al elegir un pañal para tu bebé

Si estamos hablando de un recién nacido, lo ideal es que encuentres uno que sea fácil de poner, de ajustar y de quitar, especialmente si sois una pareja de padres primerizos. De este modo el proceso será mucho más sencillo tanto para vosotros como para el bebé. Asegúrate también de que se trate de un pañal con una textura extra suave para proteger su delicada piel de posibles irritaciones, y encuentra uno específico para recién nacidos que resulte cómodo y ligero para que no roce ni dañe el cordón umbilical.

Si, por otro lado, estás buscando un pañal que se adapte a un bebé más mayor y movido, nuestra recomendación es que busques un pañal-braguita. Estos pueden encontrarse entre las tallas 3 y 6, tienen muy buena absorción, pueden ponerse y quitarse con facilidad y permiten que el niño se mueva con mucha más soltura y comodidad, por lo que es todo un acierto. Además, al tratarse de pañales-braguita cuentan con estampados que les llamarán la atención y les gustará llevar, lo que siempre supone un plus.

Compártelo en tu red social: